Pontinas

Islas Pontinas y el mar Tirreno.

Sterna, fiel a su máxima de acceder a lugares a los que sólo se puede llegar desde el mar, decide este verano poner rumbo al archipiélago de las islas Pontinas. Declaradas patrimonio de la humanidad por UNESCO, en ellas los protagonistas indiscutibles son la naturaleza genuina de la tierra y el colorido intenso del mar Tirreno que las rodea.

Los viajes a bordo del Sterna combinan la formación en la navegación con excursiones por rincones alejados, vírgenes y únicos del mediterráneo.  En las travesías entre islas trabajaremos los conocimientos y las herramientas de la navegación a vela. Aprenderemos a maniobrar, a ajustar las velas según el viento, a comunicarnos por radio y a observar la meteorología. Una vez en tierra proponemos excursiones para conocer a fondo una de las zonas más bonitas del Mare Nostrum.

En el Sterna el viaje es igual de importante que el destino. Por ello entre islas procuraremos que el viento sea el protagonista descubriendo el placer de la navegación a vela. Una vez fondeados los nuevos protagonistas serán las cuevas marinas, las grutas, los acantilados minerales y las playas idílicas. Viajando en el Sterna dosificaremos de forma equilibrada navegación, geología y medio marino para fascinarnos con la belleza de las Pontinas.

Itinerario y actividades
(Una semana no permite ver todos los lugares que aquí describimos. La meteorología y la dinámica del grupo determinarán cuáles visitamos)

Nápoles: Museos y tradición culinaria. Nápoles será el puerto base del Sterna y punto de partida de la navegación por el Mar Tirreno y las islas Pontinas.
El museo de Nápoles custodia muchos de los restos arqueológicos de las islas como “Il Mamozio” una estatua Etrusca de 3.000 años de antigüedad encontrado en el puerto de Ponza.

Stazione Zoologica alberga uno de los acuarios más antiguos de Europa y muestra la gran biodiversidad marina de las cálidas aguas de esta zona volcánica.

La “cucina napoletana” es una fusión de diferentes estilos, tradiciones y  costumbres culinarias debida a las numerosas invasiones que ha sufrido la ciudad de Nápoles a lo largo de su historia. Hay sugerentes platos como el crostino napoletano, Ragù napoletano, Parmigiana di melanzane o sfogliatelle.

Ponza: Calas y grutas: Los yacimientos arqueológicos de Ponza, la isla más grande de las Pontinas, incluyen lugares como la “Gruta azul”, tallada en los acantilados por los etruscos o la Playa Chiaia di Luna conectada con el pueblo de Ponza por un túnel subterráneo de la época romana.

Ventotene: Alrededor de la Isla se ha declarado una reserva marina. En la isla cercana, Isola di Stefano, hay una antigua prisión que se puede visitar.

Zannone: Haciendo senderismo por esta isla que forma parte de Parco Nazionale del Circeo se puede observar la naturaleza mediterránea en su estado más puro dado que Zannone es de las pocas islas que conserva su cubierta vegetal original.

Palmarola: Con sus grutas (grottos en italiano), sus casas excavadas en la roca y las “cuevas marinas Catedral ”, la reserva marina natural de Palmarola es, según el famoso navegante y oceanógrafo francés Jacques-Yves Cousteau, la isla más bella del Mediterráneo.

Ishcia :  Aguas termales y senderismo: La tradición termal de Isquia hunde sus raíces en la leyenda. Se cuenta que el gigante Tifón fue hecho prisionero por Zeus en las entrañas del monte Epomeo esparciendo además sus miembros por toda la isla. Después de siglos de castigo el gigante pidió a Venus que implorase su perdón a Zeus. Las cálidas lágrimas que surgieron de los ojos del rebelde arrepentido conmovieron al padre de los dioses que perdonó a Tifón y convirtió sus lágrimas en aguas termales.
Hay una amplia oferta de rutas de senderismo por la isla de las que más destaca una excursión volcánica por Marecoppo.

Procida: Pequeña isla cerca de la costa Napolitana que conserva su encanto y tradición. Cuentan algunos que en un restaurante delante del puerto se puede comer una de las mejores pastas alle vongole de Italia. En la zona suroeste de la isla hay una gran reserva de aves.

Capri: Isla mítica de la costa amalfitana, famosa por sus veraneantes de alto standing y por pueblos de ensueño con calles de mármol al borde de aguas cristalinas. En la punta Noroeste, se encuentra la cueva Azul donde, si el tiempo lo permite, es recomendable adentrarse con la semirrígida.