Latitud 80º N

Navegaremos por la costa Noroeste de las Svalbard en el Ocèano Glaciar Ártico a través de paisajes grandiosos, modelados por cientos de glaciares que desembocan en el mar. Intentaremos alcanzar los 80º de latitud Norte, el polo norte de la navegación a vela, y la costa norte de las Svalbard. Combinamos la navegación con trekking y crampones por los glaciares, avistando focas, aves, morsas, renos y osos polares.

PLAN DE VIAJE:

Día 1: Vuelos de llegada a Longyearbyen

Llegada a Longyearbyen, la capital del archipiélago de Spitsbergen.

Recogida en el aeropuerto y traslado al Velero Sterna. Presentación de la tripulación y noche en camarote en el velero.

 

Día 2: Inicio de la exploración. Spitsbergen y trekking con crampones

Hoy daremos inicio a nuestra aventura por el archipiélago de Svalbard.

A bordo del velero, saldremos de Longyearbyen navegando por Isfjorden, el mayor fiordo de Spitsbergen, que se encuentra en el corazón del archipiélago.

Nuestra primera parada y desembarco será en la bahía de Ymerbukta. Al llegar a tierra nos pondremos unos crampones y tendremos nuestro primer contacto directo con el hielo glaciar. Subiremos al glaciar de Esmarkbreen, con un frente de casi 3 km de largo. Un experiencia única, caminando por hielos en el extremo ártico.

Después saldremos de Isfjorden para adentrarnos en el estrecho de Forland. Aquí tendremos la posibilidad de empezar a disfrutar de la fauna local, ya que existen varias colonias de aves marinas que habitan estas tierras en verano. También es posible avistar morsas durante el camino.

Noche en camarote en el velero.

 

Días 3 al 10: Exploración de la costa Oeste de Spitsbergen y Nordaustlandet

Durante los próximos ocho días, exploraremos la costa noroeste de Spitsbergen, la mayor isla del archipiélago de Svalbard, a bordo de nuestro velero.

Durante nuestro recorrido pasaremos alrededor de santuario de aves Hermansenøya, hasta llegar a Ny-Ålesund. Un pequeño pueblo (el quinto más septentrional del mundo) fundado en 1916, que antaño era dedicado a la minería de carbón, y ahora es una base científico.

Exploraremos el fiordo de Krossfjorden y seguiremos nuestro recorrido por la costa noroeste hasta llegar a Magdalenefjorden, situado a 79.5º N. Durante el recorrido divisaremos varios frentes glaciares, como los de Dahlbreen, Aavatsmarkbreen y Sjettebreen, entre otros, que desembocan en el mar.

Si el estado del hielo y la mar nos permiten, seguiremos camino más hacia al norte pasando por Smeerenburgfjorden hasta llegar a Raudfjorden, ya en la costa norte del archipiélago. Iremos rumbo a la Isla de Moffen, donde está una de las mayores colonias de morsas de la zona. Una vez avistemos la isla, ya significa que hemos llegado a la latitud de a 80º N. todo un hito para la navegación a vela.

Una vez pasado Moffen, iremos a la segunda mayor isla de Svalbard, Nordaustlandet. En esta zona del archipiélago, debido a la latitud e inmensas masas de hielo glaciar, es uno de los lugares más idóneos para observar osos polares, ya que en aquí reside la mayoría de los osos de Svalbard. En la costa norte de Svalbard también hay muchas posibilidades de observar ballenas, en especial cerca de las entradas de los fiordos.

A la vuelta, dependiendo del tiempo que tengamos, volveremos explorando la Isla del “Príncipe Carlos Forland”, con unos 85 km de largo, y situada justo en frente a la costa Oeste, forma el estrecho de Forland.

En estos días de navegación realizaremos varios desembarques para descubrir la zona a pié, realizando pequeñas caminatas o trekking de más duración.

Durante el recorrido en velero nos convertiremos en verdaderos navegantes del Ártico. La tripulación del barco nos enseñará a navegar en velero en alta mar y costeando. Veremos cómo funciona un velero, adquiriendo conocimientos de navegación a vela y a motor, practicando distintos rumbos respecto al viento; y para los más atrevidos poder incluso llevar el timón nosotros mismos. Aprenderemos las más variadas técnicas de navegación de la mano de los más expertos navegantes, como el mismo Albert Bargués, gran explorador español de los mares.

Navegaremos entre fiordos, avistando infinidad de montañas y glaciares. Svalbard es lugar de migración de miles de aves marinas que podremos ir viendo a lo largo de nuestro camino, como araos, alcas y frailecillos, entre otros. También tendremos la posibilidad de observar focas, morsas, zorros árticos, renos de Svalbard y con un poco de suerte, incluso ballenas y el rey del Ártico, el oso polar.

La ruta final que se realice, y las actividades dependerán de la cantidad de hielo marino que se encuentre.

Finalizando la ruta, regresaremos a Isfjorden, dirección Pyramiden.

Noches en camarote en el velero.

 

Día 11: Isfjorden y Pyramiden

Hoy llegaremos a la “ciudad fantasma” de Pyramiden, donde desembarcaremos. Debido a la minería de carbón, en su apogeo en 1958, allí llegaron a vivir más de 1000 habitantes y contaba con varios invernaderos y establos.

Pyramiden fue mucho más que una mina. El estado soviético quiso construir allí una población ideal: una ciudad autosuficiente que disponía hasta de piscina climatizada. En 1998, por una orden del gobierno ruso, la ciudad fue evacuada casi por completo en apenas 24 horas, convirtiéndose casi de un día para el otro en un pueblo fantasma.

Visitar la zona, yendo a una mina abandonada, y con una visita guiada, podremos caminar a través de la ciudad pudiendo entrar a casas, colegios y demás construcciones. Veremos cómo la gente que allí vivía, a causa de la rápida evacuación, tuvieron incluso que abandonar objetos personales, como muebles, ropas, cuadernos y el piano de cola más septentrional del mundo, convertidos ya en reliquias y parte de su historia.

También haremos una actividad de senderismo cerca de la montaña de Pyramiden (con 937 metros de altura, cuya forma da nombre a la ciudad), contemplando unas espectaculares vistas de la ciudad, el valle y el fiordo.

Tras la visita, regresaremos a Longyearbyen.

Noche en camarote en el velero.

 

Día 12: día libre en Longyearbyen

Nos despertaremos en Longyearbyen, donde tendremos tiempo libre para visitarla. Esta ciudad es la más grande del archipiélago, con una población que supera los dos mil habitantes. En su mayoría son noruegos, pero podemos encontrar gente de todo el mundo. Podremos disfrutar de los atractivos de la ciudad y visitar sus museos o su iglesia.

Noche en camarote en el velero.

 

Día 13: Vuelo de regreso

Traslado al aeropuerto y vuelos de regreso a España.